¿Qué quiere decir gestionar el conocimiento? Escrito para Tecnonews el 18/01/2012

Sobre gestión del conocimiento se ha hablado mucho; pero, sobre todo, se puede ya hablar de proyectos con resultados.

Qué quiere decir gestionar el conocimiento? Entre las múltiples definiciones, posiblemente una de las más acertadas es la de Skryme: “La gestión del conocimiento es la gestión explicita y sistemática del conocimiento vital y está asociado con el proceso de creación, organización, difusión, uso, y explotación”. Es decir:
–          Conocimiento vital: asociado a los procesos clave de la empresa.
Gestión explícita: este conocimiento tiene que quedar “explicitado” en documentos, reuniones, etc.
–          Gestión sistemática: debe haber un procedimiento que asegure que el conocimiento vital queda explicitado sistemáticamente.
Skyrme hace también referencia al ciclo de creación -> captación->organización -> difusión -> uso -> explotación ->nueva creación, etc.

¿Para qué le puede ser útil a una empresa?

Nuestra experiencia nos indica que una correcta gestión de conocimiento es un aspecto clave de competitividad.

Nos movemos en un entorno en el que la información y documentación crecen de forma exponencial. Tanto la externa como la que se genera en la propia empresa.
En concreto, informes recientes indican que este año 2011 el “universo digital” será diez veces superior al de 2006 y que más de la mitad no tendrá un almacenamiento permanente.
A medida que los repositorios crecen, es cada vez más acuciante poder recuperar con rapidez los pertinentes. Las empresas necesitan recuperar y reutilizar informes o conocimiento corporativo -documentos, presentaciones, imágenes, instrucciones de trabajo, partes de incidencias, contratos, etc.- para responder a requerimientos legales o para  mejorar la eficiencia interna.
¿Cuándo podemos hablar de información y cuando de conocimiento? Hablamos de conocimiento cuando la información se traduce en base para la actuación o para la toma de decisiones, en acción. Y es indispensable una correcta gestión de la información para poderla traducir en conocimiento

Para el máximo aprovechamiento del conocimiento corporativo se trata de actuar
de manera que se consigan dos objetivos. El primero es el acceso intensivo, por parte de los miembros de la organización, a la información que ésta genera y al conocimiento que cada trabajador tiene de su propio trabajo, de su relación con clientes y proveedores en todo aquello que pueda ser útil al resto. El segundo es hacerlo con criterios, cauces e instrumentos que aseguren, además de la actualización regular, un proceso de aprendizaje y mejora constante por el colectivo.

Con una correcta gestión del conocimiento obtenemos una mejora en:

–          La productividad. Por ejemplo:
o   Reducción en el espacio físico necesario para archivar copias de documentos e informes, compartidos mediante la Intranet.
o   Reducción del flujo envío de documentos, como resultado de aplicar criterios taxonómicos de ordenación de las carpetas en las redes locales.
–          Mejora de procesos: resultado de compartir errores y sus soluciones, aprender de mejores prácticas, reutilizar proyectos, compartir conocimiento sobre los proveedores y clientes, etc.
–          La eficiencia, resultado de una mayor agilidad para encontrar respuestas a las necesidades.
–          La competitividad: más conocimiento sobre los proyectos, la competencia, el propio capital intelectual o activos intangibles.
–          La satisfacción de los empleados, a partir de compartir objetivos, información y conocimiento.

Compartir el conocimiento en la empresa es necesario para su competitividad, pero, para garantizar el éxito, son necesarias tres premisas:
o   la implicación de la dirección
o   abordar el cambio cultural que ello conlleva
o   centrarse en los procesos vitales de la empresa
Adela Alòs-Moner.

 

Anuncios

Entrevista a la Fundación Biblioteca Social

Aprender 3C (Comunidad de Conocimiento Colaborativa), nos ha realizado el 27 de octubre de 2015, una entrevista dirigida a América Latina.

Aquí tienes el vídeo en youtube: https://www.youtube.com/watch?v=_kEOQfeybBc

Estas son las preguntas realizadas:

  • ¿Quién es Adela d’Alòs y cuál es su relación con el mundo de las bibliotecas?
  • ¿Cuáles son la visión y los objetivos de la Fundación Biblioteca Social?
  • La fundación proviene del ámbito de las bibliotecas. ¿Cuál ha sido la acogida desde el tercer sector?
  • ¿Y cómo han reaccionado las bibliotecas?
  • ¿De dónde provienen los fondos de la fundación? ¿Recibe financiación pública?
  • ¿Cuáles son las principales acciones que se han llevado a cabo?
  • ¿Cuáles son las lineas de futuro?
  • ¿Qué tipo de proyectos se presentaron a la primera edición del premio Biblioteca pública y compromiso social?
  • ¿Existen muchas experiencias de trabajo conjunto entre las bibliotecas y entidades del tercer sector? ¿Cuál sería la clave para que hubiera más?
  • ¿Está previsto que la fundación trabaje en Latinoamérica en el futuro?
  • ¿Cuáles son las vías de colaboración con la fundación?

@Biblio_Social

http://fundacionbibliotecasocial.org/es/

 

Entrevista en la revista “Mi Biblioteca”

Entrevista realizada por Conchi Jiménez en la Revista “Mi Biblioteca”. Año XI, núm. 41, Primavera 2015. p.22-25

Con la Fundación pretendemos visualizar y destacar la importancia de las Bibliotecas Públicas para la sociedad; para el presente y, sobretodo, para construir un futuro mejor.

La realidad social en España es preocupante: la pobreza y exclusión social afecta al 27,3% de la población, según un informe de la ONU, España ha caído 14 puestos en bienestar social desde 2008 a 2013 y, además, los adultos españoles están a la cola de los países de la OCDE en comprensión lectora. Es evidente que debemos actuar para contribuir a cambiar esta situación.

Las bibliotecas públicas, precisamente, tienen un vínculo muy estrecho con la comunidad, con las personas del ámbito en que actúan, con su realidad social. Y pueden contribuir mucho para avanzar hacia una sociedad más justa, democrática y solidaria, en el territorio en el que actúan.

Creemos que es muy importante que estrechen el vínculo que las unen con las entidades sociales del tercer sector. Ambas tienen objetivos comunes.

La dimensión social de la biblioteca pública

Artículo publicado en ThinkEPI el 28/1/2015. Puedes acceder al  texto en PDF.

1.- Introducción

Hablar de la dimensión social de la biblioteca pública no es una novedad. Podemos afirmar que la perspectiva social forma parte del ADN del servicio bibliotecario. El acceso equitativo a la cultura y al conocimiento y el trabajo con y para la comunidad han sido históricamente objetivos centrales de la biblioteca pública. Recordemos por ejemplo que los inicios del servicio en los Países Bajos responden a la necesidad que detectó el Gobierno a principios del s. XX de reducir el alcoholismo los fines de semana. De ahí, al despliegue de servicios de préstamo a domicilio que ha concluido en lo que actualmente es en uno de los sistemas bibliotecarios más sólidos e innovadores de Europa. Como bien Continúa leyendo La dimensión social de la biblioteca pública

Algunas sombras en la sociedad de la información

Publicado en Anuario ThinkEpi. 2013

Se habla de “sociedad de la información” pero, muy a menudo, sin ningún tipo de reflexión o consideración critica.
Se cuestiona si realmente podemos decir que vivimos en la sociedad de la información y se plantean algunos interrogantes en relación con la información que se nos proporciona por parte de las grandes empresas, poderes políticos y grupos de interés, las desigualdades existetes entre países y también entre las capas sociales, además de otros temas como la neutralidad en la red o las redes sociales.

Por qué deberíamos hablar menos de gestión de la información y más de gestión del conocimiento

Alòs-Moner, Adela d . “Por qué deberíamos hablar menos de gestión de la información y más de gestión del conocimiento”. Anuario ThinkEPI, 2012 v.6 pp 104-106

A partir de establecer las diferencias entre gestión de la información (centrada en el acceso a los contenidos y, por tanto, en la tecnología) y gestión del conocimiento (centrada en la aportación de valor a los contenidos y,  por tanto, en la cultura corporativa).
Posteriormente se abordan los  problemas en la implantación práctica de esta última en las organizaciones, para aportar conocimiento y que las organizaciones puedan tomar decisiones en las mejores condiciones